Julve Marín Sandra

Sandra Julve Marin

Sandra Julve Marin

Data
Categoria
Residència 2022

Rad.i.cal

Vídeo sonor treball de Sandra Julve

Del lat. tardío radicālis, y este der. del lat. radix, -īcis ‘raíz’.

  1. adj. Perteneciente o relativo a la raíz.
  2. adj. Fundamental o esencial.
  3. adj. Total o completo. Cambio radical.
  4. adj. Partidario de reformas extremas. U. t. c. s.

Biogeoquímica

Vida – tierra – química

La biogeoquímica es la ciencia que estudia la interacción entre los compuestos geoquímicos y los organismos vivos. Necesaria para comprender el funcionamiento de los seres vivos y los ecosistemas que conforman.

Esta ciencia permite comprender el porqué de muchos de los problemas ambientales y de procesos esenciales para la sociedad, muchos de ellos relacionados con la alteración de los ciclos naturales mediante la intervención antropocéntrica del “capitaloceno” esas acciones  humana sobre el planeta atravesadas por procesos de colonialismo, industrialización,  globalización, racismo y patriarcado, acciones extractivas de ciencias reduccionistas.

El agua, la tierra, el aire son bienes que se entretejen, manifiestando unas características vinculares con el territorio local.

En los paisaje calcáreos, en las sedimentaciones de carbonatos y carbonos, la interacción del agua sobre las rocas solubles, esculpe de manera natural hogares de una morfología muy particular, acogiendo una amplia diversidad de ecosistemas en algunos casos tremendamente vulnerables frente a la contaminación o las alteraciones estructurales de sus ecosistemas.

Lapiaces, grutas, cavernas, dolinas, meandros van dando forma y vida dentro y fuera de la montaña, hasta la senilidad de la roca, capas disueltas que dejan al desnudo cavidades internas de la roca y el agua filtrada que las recorre como sangre por las venas atravesando el territorio, la materia y los cuerpos de seres biológicos.

En estas formaciones se da lugar la intersección de seres finitos entrelazados en configuraciones infinitas de lugares, materias, tiempos y significados mutables.

A través del sonido de los hábitats, sus ecos, e interacciones entre seres en relación con la materia, se halla una aproximación y encuentro con el patrimonio inmaterial.

Esta aproximación sonora, pone a disposición un espacio lo suficientemente amplio para percibir, comprender y concebir la idea de que el ser humano forma parte integral de una naturaleza en continua evolución en la cual el hombre se inserta, que hay seres desconocidos con los que cohabitamos y necesitamos repensar los derechos, las responsabilidades para poder cultivar nuestra capacidad de respuesta, nuevas políticas de cuidados ante los desastres naturales generados por la acción humana.Es por tanto en el arte sonoro vinculado a la naturaleza donde se encuentra una unión del conocimiento contenido en el trazado de la tierra por el agua, en los seres que la habitan y la observación los cambios a través de la experiencia del tiempo sobre el territorio.

Hay un desequilibrio global en las estructuras biológicas y sociales, el planeta está herido y es momento de comenzar el proceso de asimilar la dependencia y las relaciones con los seres que están siendo avocados a la desaparición es una ayuda para accionar un cambio y renovar las dinámicas en las relaciones desde un trabajo cultural de reflexión para una posterior puesta en acción en la búsqueda activa de respuestas sostenibles ligadas a prácticas “tentaculares” y ejercicios sim-poiéticos de mutualismo entre seres humanos y no humanos, de hacer-con con el fin de encontrar los medios para construir futuros más justos y una vida sostenible con enfoque en la interrelación, la interdependencia y la reciprocidad.

“Importa qué materias usamos para pensar otras materias; importa qué cuentos contamos para contar otros cuentos; importa qué nudos anudan nudos, qué pensamientos piensan pensamientos, qué ataduras atan ataduras. Importa qué historias hacen mundos, qué mundos hacen historias.”

Donna Haraway, Staying with the trouble

Desde una mirada interdisciplinar (antropología, bioacústica, patrimonio arquitectónio – natural y creación artística…) se propone el registro del paisaje sonoro y la biodiversidad del paisaje, así como la confluencia de interacciones los conocimientos derivados de las mismas, entremezclando observación y contemplación, presente, pasada y futura.

Para el desarrollo de la obra, composición sonora de posible carácter instalativo | intervención espacial, sería necesario – conveniente la colaboración de conocedores del patrimonio natural, material e inmaterial del entorno mediante entrevistas, encuentros y prácticas participativas de escucha desde el cuerpo (por ej. paseos sonoros)

Durante el periodo de residencia serán trazadas varias rutas de escucha que puedan proporcionar una comprensión holística del territorio, explorando du arquitectura natural y de intervención humana.

En los lugares elegidos se realizarán unas grabaciones de campo y toda la información será recopilada en colecciones con datos tales como la fecha de grabación, duración, sitio para su posterior análisis de señales sonoras ya sean naturales o producidas por la acción humana, se presentan como un material de archivo que servirá para su posterior análisis y debate para con la creación artística.