González Paños Cristina

Cristina González

Data
Categoria
Residència 2022

Matar la cal

Proyecto en proceso.

Encalar, un acto cotidiano que tras la repetición se vuelve ritual.

La cal es un material orgánico que ha sido utilizado a lo largo de la historia en toda la cuenca del mediterraneo en las construcciones y en revestimientos de estas. Su uso se popularizó por sus características positivas como el control para una temperatura estable, su facultad profiláctica contra plagas, y en definitiva usado para ‘purificar’ el espacio tras un fallecimiento o al cambio de estación.

Este acto se torna ritual a través de su repetición en la tradición. Una tradición que en la mayoría de los casos realizaban exclusivamente las mujeres en grupo. Nos centramos aquí en la idea de matriarcado y ritual, partiendo de algo que surge de la tierra como es la cal. Mediante el acto de encalar se protegía la casa.

El encalado permitía mantener la casa purificada y a la vez mantenía la estructura inicial, reforzándola y permitiendo su permanencia en el tiempo.

La repetición de este acto nos concede la oportunidad de recordar hacia delante. Pasado y futuro se fusionan en un presente vivo. Como la cal al contacto con el agua comienza una transformación continua que preserva el objeto original ‘la casa’.

A partir de este acto externo que con el transcurrir del tiempo se convertirá en una serie de capas físicas pero a su vez de significados que conducen a la alteración de la idea inicial, simultáneamente reforzándola.

En este proyecto; Matar la cal, hago uso de diversos medios, el video para registrar la acción y la pintura.

Una vez realizado el encalado como acto de perpetuación se llevan a cabo los símbolos de protección que varían según el territorio.

Mediante el uso de pigmentos naturales y tradicionales el rojo (tierra) y el azul (cielo) comienza una investigación sobre el uso de los símbolos y su reinterpretación, construyendo un diálogo entre la naturaleza y la mujer representadas en el hogar.

Desarrollado desde una perspectiva ecofeminista que pone en valor el trabajo realizado por la mujer en los ámbitos rurales y que lleva la tradición de la conservación de la casa y por ende de la comunidad, como símbolo de regeneración y protección de esta.

La sonoridad de las mujeres que a través y en relación con la naturaleza y sus materiales perpetúan una tradición que se convierte en una suerte de ritual.

Mi interés no solo se centra en la parte de la acción conjunta de las mujeres como simbólica, sino también en la materialidad propia de la cal y de los pigmentos de origen natural utilizados en la cultura mediterránea.

A través de la reinterpretación de la acción primera (registrada primero) y la interpretación pictórica que surge de la acción primera pretendo investigar e interpretar esa cotidianidad que une las diferentes zonas mediterráneas y de la península a través de la cal y su simbología natural y práctica.