Date
Category
Residència 2019

Heiðrún Gréta Viktorsdóttir

Vive en Ísafjörður, donde la naturaleza y las montañas están alrededor de la pequeña ciudad.

Este entorno tiene una influencia significativa en su experiencia con respecto a la existencia

Procesos de tencialismo, académico y artístico. La artista quiere conseguir una conexión más cercana a la Naturaleza alrededor de El Forn de la Calç y hacer un trabajo a partir de la experiencia que encuentro en comparación con el medio ambiente en Islandia. 

The foundation of Heiðrún’s work comes from the consciousness of herself as a gender, the human body and the existential self. In her work she has focused on her own experiences and opinions towards the consumer culture which is constantly shaping a standard form of the sexes. Through these reflections she creates new paths for herself as a woman. She does so by looking at the body from a spiritual perspective. She examines limits of the human body between the physical and spiritual world. By listening to her own nature and subconscious she creates a channel where sexuality and the body can flourish independently in the form of creativity.

La base del trabajo de Heiðrún proviene de la conciencia de sí misma como un género, el cuerpo humano y el ser existencial. En su trabajo, se ha centrado en sus propias experiencias y opiniones hacia la cultura del consumidor, que constantemente está configurando una forma estándar de los sexos. A través de estas reflexiones, ella crea nuevos caminos para sí misma como mujer. Lo hace mirando el cuerpo desde una perspectiva espiritual. Ella examina los límites del cuerpo humano entre el mundo físico y el mundo espiritual. Al escuchar su propia naturaleza y su subconsciente, crea un canal donde la sexualidad y el cuerpo pueden florecer independientemente en forma de creatividad.

La base del treball de Heidrun prové de la consciència de si mateixa com un gènere, el cos humà i l’ésser existencial. En el seu treball, s’ha centrat en les seves pròpies experiències i opinions cap a la cultura del consumidor, que constantment està configurant una forma estàndard dels sexes. A través d’aquestes reflexions, ella crea nous camins per a si mateixa com a dona. Ho fa mirant el cos des d’una perspectiva espiritual. Ella examina els límits del cos humà entre el món físic i el món espiritual. En escoltar la seva pròpia naturalesa i el seu subconscient, crea un canal on la sexualitat i el cos poden florir independentment en forma de creativitat.